Uno de los aspectos más importantes de ser humano es el sentido de identidad. El lugar de origen, la cultura, el color de piel, y lengua son cosas que forman la identidad de un individuo. Específicamente, esto es problema de gravedad para personas que se consideran Chicanx – personas que tienen origen Mexicano pero nacieron en los Estados Unidos. Ciertamente Chicanxs no son completamente Americanos ni tampoco Mexicanos, más bien son una combinación de ambas culturas. Para Chicanxs, hay una división interna por la dificultad de tener que navegar dos identidades. Uno de los problemas más frecuentes para Chicanxs es la crítica de ambas razas. Desde el punto de vista de Mexicanos, personas Chicanxs no son lo suficiente ‘Mexicano’ y en cambio, en la vista de Americanos, personas Chicanx no son suficientemente ‘Americano’.

Tener que adaptar su identidad a base de la situación social tiene el potencial de crear inestabilidad en cuanto al sentido de identidad para Chicanxs. Es importante dar luz a este tema porque el número de Chicanxs viviendo en los EE.UU continúa creciendo. En el 2012, se reportó que 33.7 millones de personas un Estados Unidos  eran hispanos de origen mexicano.

De acuerdo a este reporte, se puede asumir que esta cifra ha aumentado. Considerando el cambio demográfico radical que ha ocurrido en la última década, es crucial que la sociedad esté al tanto de estos temas para evitar la alienación de personas Chicanxs. Tener conciencia cultural es crucial para la unidad y prosperidad de este país a medida que cambia.


Carlos Torres ’19 (quiroz1@stolaf.edu) is from Minneapolis, Minn. His major is economics.